NUEVA AVENTURA. NUEVOS RETOS. ¿CÓMO NOS PREPARAMOS PARA NUESTRA PRIMERA FERIA?

Para empezar, nos gustaría explicaros cómo estuvimos desarrollando la preparación de asistir a nuestra primera feria profesional.

Partiendo desde el día que recibimos la confirmación de asistencia, hasta el día del montaje. Para nosotros fueron meses de aprendizaje y mejora en muchos aspectos de nuestra empresa.

 

Primero de todo,…

…nos replanteamos nuestra forma de producción. Si íbamos a un lugar en el que (si todo iba bien) íbamos a recibir pedidos de tiendas, ¿cuántos artículos deberíamos de confeccionar? ¿cómo exponer toda esa cantidad de producto en un espacio tan reducido y que se viera bien?

Ahí nos surgió nuestra primera duda. Esto nos hizo plantearnos hacer tiradas de 3 a 6 unidades de un mismo producto. Pero no todas las telas valían. Tuvimos que buscar aquellas que teníamos el metraje suficiente para poder hacer esto.

 

PUNTO UNO: con un único producto cubrir varios pedidos (siempre explicando la situación)

 

 

La siguiente duda…

…que nos surgió, basándonos en el mobiliario que nos ofrecían (una barra para colgar, una mesa con sillas, y un armario bajo para almacenar) era, ¿cómo podríamos exponer nuestros productos de manera original, pero que no implique llevarnos media casa detrás y cupiera en el maletero de un coche?

Estuvimos cosa de cuatro meses bocetando, haciendo prototipos en cartón, buscando ideas que nos inspiraran en libros e internet. O no era práctico, era demasiado grande, o no se podía almacenar en poco espacio.

Al final, una bombilla se encendió en nuestras mentes. Con unas baldas uniformes con diferentes orificios y unas varillas. En función de cómo lo montaras, podías tener: una mesa, una estantería o un perchero. ¡Y encima cabía en una caja que encajaba en el maletero!

 

PUNTO DOS: diseñar un stand versátil que cupiera en una caja tamaño maletero.

 

 

La tercera y ‘última’…

…duda existencial que teníamos era, ¿qué preparar para la gente que le interesa la marca?

Personalmente, no soy una persona que entregando sólo una tarjeta de visita, vea suficiente para poder impactar la primera vez que vas a una feria.

Teníamos que pensar que no nos conocía nadie, que teníamos que quedarnos en la retina del público, que se acordaran de nosotros después de ver tropecientos stands más.

Confeccionamos unas tote bags con un ‘tejido’ no tejido que se emplea en el interior de tapicerías con unas asas amarillas a contraste. Diseñamos unos pins y postales acordes con nuestros orígenes.

En el exterior de la bolsa colocamos el pin, y en el interior empaquetado cuidadosamente un catálogo, una tarjeta y la postal.

Cómo no nos cabía en el stand, lo guardamos en una caja. La cara de sorpresa y alegría cuando lo sacábamos y regalábamos, no tenía precio.

 

PUNTO TRES: sorprende a los posibles futuros clientes.

 

 

RESUMNIENDO_

  1. Nos replanteamos la mejor manera de producción para este tipo de eventos (al menos para esta vez)
  2. Diseñamos un stand funcional, y que luego te puedes montar en tu casa.
  3. Pensar en un detalle original con el que sorprender a los visitantes.

 

POST RELACIONADO_

CC_10 // ¡¡Nos vamos al Momad!! SUSTAINABLE EXPERIENCE

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies